03-PROCESO TERRENO VACIO.jpg

Nueva Esperanza

Albergue

Una vez que llegamos a la zona de intervención, nos encontramos con problemas económicos, sociales y ambientales debidos a un terremoto de 7.8 grados de Richter en las provincias de Manabí y Esmeraldas de Ecuador. Se creó un modelo de ejecución emergente en la Parroquia de Canoa, donde se implementó un diseño estructural y lúdico que obedecía a las necesidades de la comunidad que ingresaría a ser parte del “Centro de Reactivación Temporal – Nueva Esperanza”.

El diseño estructural cumple con normas de abastecimiento de personas con un total de 22.5 m2 por persona con áreas recreativas (cancha múltiple, área de visitas, etc.), áreas comunes (baños, lavandería, duchas, bodegas en contenedores, enfermería, mercadillo, comedor y cocina comunitaria), áreas lúdicas (taller de manualidades para ancianos, jardín de infantes, taller musical y artesanal para jóvenes y adultos), áreas de seguridad (guardianía, mirador en punto alto, registro de datos, registro médico, registro localización), área canina (veterinaria y jaulas)Creando una comunidad emergente mediante estrategias y técnicas de permacultura obvias de vivir dentro de limites ecológicos y sociales.

 

Las 33 carpas del UNHRE están ubicadas de manera ajedrezada (no sabía que existía esa palabra, pero tal vez pegue más “tetrisada”) para asegurar un flujo eficiente de vientos, teniendo corriente marina de oeste a este; cumple con normas de salidas de emergencias en ambulancia o por alerta de desastre natural, con 5 plataformas separadas por calles internas para una mejor viabilidad vehicular.

14292343_1848901341998523_12268640772175

CRT

Un CRT es un ambiente construido por voluntarios con la misión de brindar un espacio donde los residentes de zona de desastre se albergan temporalmente, hasta recibir indemnizaciones de sus seguros privados o públicos de vivienda, apoyo público de emergencia, o hasta reactivarse económicamente. Cada familia que sea parte de CRT tendrá el derecho a usar las infraestructuras necesarias para satisfacer sus necesidades, al igual que asistir a los talleres dictados por profesionales y participar en un mercado con el fin de crear ingresos a la comunidad del CRT.