El café, un abono natural

Actualizado: abr 13



Los restos del café y del desayuno en general suelen ser un auténtico tesoro para fertilizar las plantas, ya sean ornamentales o comestibles. Si por un lado las pieles de las frutas son ideales para hacer compostaje, el café no se queda atrás. De hecho, además de poder añadirlo a la pila del compost o a las lombrices, admiten otras maneras de convertirse en un abono.

Los restos de café tienen principalmente dos funciones al añadirlos al compost para la tierra de nuestro jardín, huerto o plantas en maceta:


Enriquece la tierra: abonar con compost regularmente mezclándo el café con la tierra y el mantillo vegetal puede reducir la necesidad de abono convencional, e incluso hacerlo innecesario. También es efectivo echar directamente los posos del café alrededor de las plantas, junto con el mantillo, tanto en macetas como en jardines superficies más amplias. El resultado será un fertilizante que funciona como cualquier otro abono orgánico, que no acidifica la tierra en exceso, más bien es algo alcalina. Para hacer fertilizante líquido, solo tendrás que mezclarlo con agua y dejarlo reposar durante toda la noche. Obtendremos un fertilizante líquido que podemos aplicar a modo de riego o aplicándolo directamente en tallos y hojas.

Nitrogenar la tierra: aunque el abono de nitrógeno alude a un elemento químico, a menos así lo es si atendemos a su definición convencional, también es cierto que el café que tomamos deriva de semillas procesadas, con lo que los posos de café son ricos en nitrógeno. Su proporción de en torno al diez por ciento es idónea para enriquecer la tierra con nitrógeno, que será de gran ayuda para el crecimiento de las plantas, su floración y, en caso de tener una huerta, también para sus frutos.


Una capa fina de café molido o de restos o posos de café puede ayudar a mejorar el suelo de tu jardín, pero además la composición natural del café se combina para hacer de barrera para las babosas, ya que no será fácil para una babosa, gusano o caracol desplazarse sobre una superficie de café molido. Resulta efectivo colocarlo formando un círculo alrededor de la planta.

Si tienes problemas de babosas en tu jardín, el café molido como ves será tu gran aliado porque, además, la cafeína es tóxica para las babosas por lo que no intentarán acercarse a tus plantas ni a tu hogar. Puedes utilizar café molido para ponerlo alrededor de tus plantas. Pero te aconsejamos que no utilices una capa espesa de los posos de café porque se podrían compactar y crear una corteza sólida que no permitiría que el aire o el agua entrase a las raíces para que la planta viva. Lo ideal es utilizar una fina capa de café molido.


Como ves, el café es una bebida que a todo el mundo le gusta (o a casi todo el mundo) y que además, puede servirte para que tu jardín esté en mejores condiciones. Si tienes posos de café ya puedes reutilizarlos. A partir de ahora verás el jardín de diferente manera porque además de ser tu bebida preferida para afrontar el día, se convertirá también en tu elemento preferido y fácil de conseguir para cuidar a tu jardín.


Fuente: https://www.ecologiaverde.com/maneras-de-utilizar-los-restos-de-cafe-en-el-jardin-359.html

14 vistas

Contáctanos

whatsapp.png
Back to top arrow

natuhdesign@gmail.com

Tel: (+593) 98-464-7576

Valle de los Chillos, Fajardo,Puruháes  # 142.

QUITO, 94158, ECUADOR

  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono

©2020 - Natuh Design. Creado por Knowmadsoft